MADRIGALES, LIBRO II (C. GESUALDO) – LES ARTS FLORISSANTS Y PAUL AGNEW

LES ARTS FLORISSANTS Y PAUL AGNEW INTERPRETARON EL LIBRO II DE LOS MADRIGALES DE CARLO GESUALDO, EN EL AUDITORIO DE MADRID Y EN EL FESTIVAL DE ÚBEDA

 

 

<< Sutilezas y rigor en los madrigales de Carlo Gesualdo con Paul Agnew y Les Arts Florsissants […] la intención de Les Arts Florissants mantiene una orientación […] que pretende introducirla en un contexto, histórico y musical para comprender, de forma sensata, que incluso las grandes rupturas están precedidas y preparadas por diversos elementos. Entonces, y aquí entra en valor el carácter no solamente artístico, sino también investigador del conjunto francés, cuanto más conozcamos ese contexto y la totalidad de la obra del autor, mejor podremos apreciar y disfrutar de las composiciones más interesantes: un placer para el oído, acrecentado por el intelecto. […]. Otro signo del buen hacer del conjunto fue la presencia de textos utilizados tanto por Gesualdo, como por otros compositores […]; de este modo se pudo apreciar las distintas soluciones musicales aplicadas a un mismo texto. […] quedó muy bien definido el lugar donde la obra principal se emplaza y además pudimos apreciar distintos matices interpretativos, […] dejaban claro como la evolución de la música vocal del periodo se desarrolla lenta, pero inexorablemente. […] desde el comienzo se plasmó un sonido bien empastado que quedaba reflejado incluso en los movimientos corporales de los intérpretes: dispuestos en semicírculo, se podían apreciar matices distintos según la orientación que cada cantante tomaba, jugando con el espacio y la expansión del sonido en la sala. Las polifonías quedaron bien trazadas, con justo equilibrio; también los respiros y el fraseo fueron acertados y medidos. […] el rigor, el conocimiento profundo de las fuentes y una mesura ejemplar para lograr devolvernos el magnífico entramado polifónico.>>

© Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM) | Elvira Megías

 

<< […] La interpretación de Les Ars Florissants (las sopranos Miriam Allan y Hannah Morrison, la contralto Lucile Richardot, el tenor Sean Clayton y el bajo Edward Grint, además de Agnew en su doble condición de tenor y director) resultó técnicamente irreprochable […] la actitud del público fue modélica (algo que destacaron los propios cantantes a la conclusión del concierto), lo cual no hace sino confirmar el grado de excelencia de lo ofrecido.>>

(Foto: © Elvira Megías – CNDM)