William Christie

Clavecinista, director, musicólogo y profesor, es el motor de uno de los proyectos musicales más apasionantes de los últimos 30 años:
Su predilección por el barroco francés es indiscutible (Charpentier o Rameau, Couperin, Mondonville, Campra o Montéclair), su pasión por este estilo le ha vinculado a la tragedia lírica francesa así como a producciones de ópera-ballet, motetes y música cortesana. Esto no ha impedido la exploración de repertorios europeos, contribuyendo al redescubrimiento de las obras de compositores italianos tales como Monteverdi, Rossi y Scarlatti, y además en un gran interprete de la música de Purcell, Handel, Mozart y Haydn.

Su extensa carrera operística William Christie y sus colaboraciones con los más renombrados directores de escena y de ópera, se convierten en los más importantes eventos del calendario musical. Entre sus proyectos operísticos destacan Atys en la Opéra Comique y en la Brooklyn Academy of Music de Nueva York en 2010, La Didone en el Théâtre de Caen y en el Théâtre des Champs-Elysées en 2011–12, David et Jonathas de Charpentier en el Festival d’Aix-en-Provence en 2012, y Rameau, Maître à Danser, que estrenó en Caen antes de iniciar su gira internacional. Como director, William Christie es invitado regularmente por prestigiosos festivales de ópera como Glyndebourne, y por las más importantes óperas internacionales, como la Metropolitan Opera de Nueva York, Opernhaus de Zúrich o la Opéra National de Lyon. Desde 2002 es regularmente invitado por la Orquesta Filarmónica de Berlín.

Reconocimiento a una excepcional carrera. Es Comandante de la Orden de Légion d'Honneur y de la Ordre des Arts et des Lettres, también es Grand Officier para la Ordre National du Mérite; Doctor Honoris Causa de la State University de Nueva York en Buffalo y de Juilliard School. William Christie fue elegido por la Académie des Beaux-Arts de Francia donde ingresó oficialmente en enero de 2010. También recibió el Premio Georges Pompidou 2005, así como el Premio de canto coral Liliane Bettencourt otorgado pro la Académie des Beaux-Arts en 2004.



Les Arts Florissants

Conjunto de cantantes e instrumentistas dedicados a la música barroca, fieles a la interpretación con instrumentos antiguos, Les Arts Florissants son, en su especialidad, una de las formaciones más reconocidas de Europa y del mundo. Fundados en 1979, y dirigidos desde entonces por el clavecinista y director de orquesta franco-americano William Christie. Toman su nombre de una pequeña ópera cómica de Marc-Antoine Charpentier.

Les Arts Florissants presentan cada año una temporada con conciertos y óperas en Francia (Théatre de Caen y Philharmonie de París), donde tienen residencia; la Salle Playel, la Cité de la Musique, la Opéra Comique, el Théâtre des Champs-Élysées, el Château de Versailles; así como en numerosos festivales (Septembre Musical de l’Orne, Beaune, Ambronay, Aix-en-Provence). Son además activos embajadores de la cultura francesa, siendo invitados con regilaridad a Nueva York, Londres, Edimburgo, Bruselas, Viena, Salzburgo, Madrid, Barcelona, Moscú entre otros.

Un intenso calendario de conciertos y óperas. Desde el “Triunfo de Atys” de Lully en la Opéra-Comique en 1987, es, en la escena lírica, donde ha obtenido sus mayores éxitos: Rameau (Les Indes galantes, Hippolyte et Aricie, Les Boréades, Les Paladins), Lully y Charpentier (Médée, David et Jonathas, Les Arts Florissants, Armide), Handel (Orlando, Acis & Galatea, Semele, Alcina, Serse, Hercules, L’Allegro, il Pensoroso ed il Moderato), Purcell (King Arthur, Dido & Aeneas, The Fairy Queen), Mozart (La Flauta Mágica, El Rapto del Serrallo), así como Monteverdi (Il Ritorno d'Ulisse in Patria estrenada triunfalmente en Aix-en-Provence en 2000 y con una reposición en 2002; L’incoronazione di Poppea en 2005 L’Orfeo 2008) y compositores como Landi (Il Sant’Alesio), Cesti (Il Tito) y Herold (Zampa).

La formación ha producido una impresionante discografía: cerca de 100 grabaciones con Harmonia Mundi, Warner Classics/Erato y Virgin Classics. Su catálogo de DVD, recientemente ha sido ampliado con “La Didone de Cavalli” (Opus Arte), “David et Jonathas” (Bel Air Classiques) y “Rameau, Maître à Danser” (Apha). En 2013, lanzan su propio sello discográfico, Les Editions Arts Florissants; y tras “Belshazzar” y “Le Jardin de Monsieur Rameau”, dos grabaciones: los madrigales de Monteverdi y la segunda “Music for Queen Caroline” de Handel.

En los últimos años, Les Arts Florissants han creado numerosos programas de formación para músicos jóvenes. Los proyectos más emblemáticos son el Academy of the Jardin des Voix y El programa The Arts Flo Juniors. También hay un acuerdo de colaboración entre William Christie, Les Arts Florissants y la Juilliard School. En 2012, William Christie y Les Arts Florissants crean el festival Dans les Jardins de William Christie, en colaboración con el Conseil Général de la Vendée.

En la temporada 2014-15, presentan el Sexto Libro de los madrigales de Monteverdi (P. Agnew); realizan dos programas conmemorativos del 250º aniversario de la muerte de Rameau; la gira de “L’air français, un air intime” en Latinoamérica, el concierto inaugural de Les Arts Florissants en la Philharmonie de París, una nueva producción de ópera “Les fêtes Vénitiennes” de Campra (W. Christie; y R. Carsen, director de escena), la gira Jardin des Voix, “Un jardin à l’italienne” (W. Christie/P. Agnew); la última parte del ciclo completo de los madrigales de Monteverdi, con el “Madrigali Guerrieri” y el “Madrigali Amorosi” del Octavo Libro (P. Agnew); la segunda parte del programa “court airs”, titulado “Airs sérieux et à boire” (W. Christie); y un imaginario paseo por la corte de Luis XIV “Musique à Versailles, une journée avec le Roi-Soleil” (W. Christie, D. Podalydès). La temporada termina con la cuarta edición del festival “Dans Les Jardins de William Christie”.

www.arts-florissants.com

No es descubrir nada decir que Christie es uno de los pocos genios que existen en la dirección orquestal. La música del barroco alcanza puro estremecimiento al escuchar a Les Arts Florissants.
J. Á. Vela del Campo, El País